Nuestra memoria colectiva nos da los valores, creencias y rituales que son los fundamentos de nuestra sociedad.
La memoria nos recuerda de dónde llegamos y como nos tenemos que comportar. Cuando nos sentamos reunidos grandes y chicos, a la mesa del Séder, cantamos, compartimos cuentos y recordamos juntos, estamos avivando ésta memoria. También lo hacemos cuando estudiamos, participamos de los rituales y relatamos los cuentos de nuestra cultura. Los judíos tenemos memoria, no historia.

Adoption, Not Conversion

You’re family and I love you

Unified, Not Uniformed

 

 

 

(c) www.melitz.org